Lo oscuro del turismo

Lo oscuro del turismo, no es ni tan oscuro, porque está la luz pública, a los ojos de todos y quien no quiera verlo ni porque se tape los ojos dejara de sentir los efectos negativos del turismo. Sin intención de ser un pájaro de mal agüero ni ningún rebelde ante el crecimiento económico de una región el planeta, es necesario reflexionar sobre el efecto negativo que ha llevado atraer a otras personas a observar las riquezas de otras.

¿Porque tocar este tema? Porque hace algún tiempo pude conocer la noticia de una playa que solía ser paradisiaca de aguas cristalinas que solo reflejaba el azul del cielo, donde la tranquilidad y la paz invadía los sentidos de quien se encontrabas en las blancas arenas, ya no es lo que solía ser, el turismo desmedido la ha convertido en un basurero, donde su vegetación ha sido destruida, las construcciones de vías de accesos y lugares de hospedajes invadieron parte de lo que era un paisaje natural digno de ser admirado mas no ser dañado.

Que es lo que sucede que no se puede poner los límites a tiempo, de colocar el freno antes de chocar con la devastación de las riquezas naturales, ¿es que acaso el dinero en los bolsillos hace perder el raciocinio de destruir lo que nos esta emanando las riquezas monetarias? El turismo desmedido, no solo tiene efectos ambientales graves, que ya es bastante, sino efectos negativos culturales, sociales y políticos que hacen que se empleen políticas a tiempo para evitar males mayores.

Cuando un pueblo depende del turismo se amarra a que todas actividades vayan como único foco a los servicios de que nos visita, si existiese una variación por debajo del acostumbrado la economía en general se ve a afectada, los servicios cerrajeros  cerrajeros-sitges.com.es/ considero es una de los trabajos estables ya que no solo cubre áreas comerciales para hoteles, posadas o establecimientos relacionadas al turismo sino que puede estar enfocado al área de salud, escolar, gubernamental entra otras áreas donde un cerrajero 24 horas se torna indispensable para mantener a una comunidad segura.

He sabido de economías de ciudades que se ven desplomadas por factores que alteran el flujo normal de turistas. Además la falta de controles o estrategias pueden alterar la cultura de un pueblo, adoptando comportamientos nuevos absorbidos de las constantes visitas e intercambio de vivencias. Con peligro de perder su verdadera esencia. Muchas veces se han podido ver comunidades locales que no logran competir con las riquezas o la calidad de vida con respecto a los turistas, por equivocadas políticas que no distribuyen correctamente los recursos económicos obtenidos.

El turismo trae muchos intereses económicos y fuentes de trabajo, pero ¿para quienes son beneficios? ¿A cambio de cuánto?, ¿a costa de acabar con nuestro entorno ambiental, cultural o social? Estas son interrogantes que deben ser evaluadas por los pueblos, poner un freno cuanto antes, para servir mejor la mesa y recibir de manera correcta a nuestros visitantes sin que esto represente nuestra autodestrucción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *